Baile & Interpretación

EL ALGODÓN NO ENGAÑA, Y EL BAILE, TAMPOCO

La base para una buena relación es la comunicación y el baile es una potente y apasionante herramienta para ello. El baile en pareja es el test del algodón de nuestra manera de relacionarnos. A través de él, tomamos conciencia de nuestro juez interno a cada paso, nuestro miedo o facilidad en la distancia corta, la capacidad de entregarnos o nuestras reservas, nuestra seguridad al caminar o nuestro terror a equivocarnos, nuestra capacidad de empatía o su ausencia, nuestra capacidad para liderar o nuestro temor a hacerlo, nuestra generosidad o egoísmo al escuchar, nuestra capacidad de trabajar con alguien por un bien común o nuestra tendencia de ir “a nuestra bola”, nuestras ganas de abandonar ante las dificultades o nuestra determinación y fascinación para superarlos, etc.

Menos mal que el mayordomo del Tenn con bioalcohol no estaba en mi primera clase de baile en pareja porque efectivamente el algodón no engaña y el mío habría salido tirando a negro tizón con tanto miedo a la distancia corta y al graciosillo juez interno que me tragué al nacer.

Estoy inmensamente agradecida al baile por todo lo que me ha ayudado con estos temitas tan peliagudos para entenderse con una pareja no solo en el baile sino en mi vida personal.

En nuestro trabajo siempre asistimos fascinados ante estos cambios observando cómo nuestros alumnos poco a poco van ganando confianza, adquiriendo destreza y disfrutando de la comunicación en el baile y con su pareja. Es difícil de describir con palabras lo que sentimos, simplemente es algo espectacular que nos hace sentir profundamente agradecidos.

Vanesa Saavedra

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *