Baile & Interpretación, Técnica Corporal Dinámica

TÉCNICA DE GIRO

Los giros en salsa o bachata normalmente, son un momento inestable para el alumno por varios motivos:

1.- Desconocimiento de lo que hacen nuestros pies durante el giro.

Habitualmente lo que hacen es, sobrevivir. Asumimos ese momento de descontrol confiando en recuperarlo más adelante cuando este termine.

La realidad es que trampeamos girando sobre un solo pie, y  deseando apoyar el otro.

Salvo excepciones que requieren específicamente de una pirueta, durante el giro se deben de respetar los tres tiempos con sus respectivos cambios de peso. La única diferencia, es que cambian la posición de los pies.

Da igual en qué dirección giremos, nuestra dificultad reside en dejar el peso en el paso “2” del giro. Girar sobre nuestro propio eje, no es un movimiento habitual al caminar por lo que nos produce una sensación de inestabilidad. Lo que hacemos entonces es girar el “1” y el “2” sobre el pie que inicia el giro apoyando el otro rápidamente en el “3”.

Esto más que girar, es un sálvese quien pueda de toda la vida, que si bien es cierto que no nos mata, nos hace perder confianza y nos desestabiliza, pudiendo incluso hacernos perder el  tiempo musical y, por supuesto, arrancar inseguros en el siguiente paso.

2.- Despegarnos del suelo elevándonos hacia arriba durante el giro.

La consecuencia natural de este gesto, es el desequilibrio y la pérdida de apoyo.

Lo que necesitamos, es justo lo opuesto, afianzarnos en el suelo porque vamos a coger mayor velocidad y necesitamos bajar nuestro centro de gravedad para anclarlos al suelo.

Las caderas, rodillas y tobillos deben permanecer ligeramente flexionados y fortalecidos por igual. Para una correcta y natural contracción abdominal manteniendo el cuerpo fortalecido  durante el giro, es indispensable que estas articulaciones no estén totalmente estiradas o hiperextendidas.

Una imagen mental que resulta de gran utilidad a nuestros alumnos es imaginarse un sacacorchos penetrando en la tierra durante el giro.

3.- Girar fuera de nuestro eje.

¿Qué ocurre si intentamos girar una peonza con su eje inclinado respecto al suelo? Pues en el mejor de los casos, que girará poco tiempo y en el peor que se caerá.

Cuando intentamos hacer girar una peonza con la mano, bien por experiencia o bien por intuición, la colocamos con el eje lo más vertical posible al suelo porque, efectivamente, gira mejor, con más equilibrio y durante más tiempo.

Muchos de los giros en el baile son en el sitio y otros incluyen desplazamiento, pero en todos los casos, hay que tener en cuenta esta regla de girar sobre nuestro propio eje.

También en esto entran otros factores como la colocación de la mano del hombre o desde donde  ejerce la fuerza de giro, la utilización del fondo pélvico o la rotación externa de rodilla,  pero ese es otro capítulo que abordaremos en otro post.

Conclusión, el giro lo que precisa es de más control y conciencia corporal por lo que en cualquier baile que enseñamos, y en todas nuestras clases,  tiene una atención especial.

Nuestro interés es que nuestros alumnos dejen de temer a las vueltas o desear que estas terminen, sino por el contrario que las disfruten y deseen tanto o más que un paso básico.

Vanesa Saavedra

 

Please follow and like us:
Baile & Interpretación

¿CÓMO BAILAR UNA SALSA ROMÁNTICA?

Hace ya más de 15 años que el cubano y profesor de salsa Yoel Palacios me despertó la pasión de lo que era una salsa romántica y cómo poder bailarla. Para mí fue un antes y después en el baile y en la interpretación al descubrir que bailar una salsa no era una acumulación de figuras y vueltas a cual más complicada sino que tenía un lenguaje gradual y en comunicación con la pareja.

Bailar una salsa romántica es conectar con tu pareja en el baile y en la música. Poder ofrecer con tus movimientos y baile aquello que la música y la letra de una salsa te está mostrando. Respetando los momentos lentos y rápidos, respetando las paradas o golpes de la música, jugar con la música o quizás con la voz del cantante, haciendo gradual el baile desde las cosas más sencillas para conectar con la pareja a los momentos más rítmicos y movidos. Siempre con una complicidad, comunicación, respeto y escucha con tu pareja, porque lo importante es transmitir siempre un sentimiento.

La salsa romántica es un género que surgió allá en los años 80. Se trata de un ritmo generalmente lento, con temáticas que hablan tanto de amor como de desamor (yo diría que mucho más de desamor lamentablemente).

De manera general podríamos decir que la canción se divide en varias partes:

  • Introducción: Que suele ser musical y lenta o una frase que da paso a una introducción musical
  • Desarrollo: Aquí viene la narración de la historia contada en las estrofas y con un estribillo que se repite y da el hilo conductor a la salsa.
  • Giro de música: Al acabar toda la narración hay unas frases sólo de música en donde se incrementan el número de instrumentos musicales y con una variación.
  • Apogeo: Es el final de la salsa en donde el/la cantante enfatiza algunas frases y el coro le responde con otra frase pero no hay desarrollo del tema.
  • Final: La canción o bien termina de nuevo como empezó, de una manera muy lenta o bien termina de una manera cortante.

Para ser un poco más prácticos, intentaré explicarlo a través de una salsa romántica y comercial a la vez, Escapémonos de Marc Anthony y Jenifer López:

 

INTRODUCCIÓN

La salsa empieza con una introducción musical en donde la pareja debería a empezar a tomar conciencia simplemente bailando pasos básicos, sería como una introducción para conocer nuestro baile, una expresión corporal que sea una presentación, como un: ‘hola, soy X, ¿empezamos a bailar?’

DESARROLLO

(Estrofa) “Escapémonos tan lejos de aquí / Distantes de todo / En la oscuridad donde no haya más / Que ver en tus ojos”

En este momento la música es lenta, no hay percusión por lo que el movimiento ha de ser lento y en el sitio, casi bailando con la voz del cantante y no con la música.

(Estrofa) “Escondámonos de la multitud / Del absurdo día a día / Donde todas esas cosas que perturben / No estén más en nuestras vidas, en nuestras vidas”

Con la voz femenina y la música es buen momento para ir conociendo a la pareja y empezar a moverse con tranquilidad haciendo vueltas sencillas. De esta manera nos preocupamos de saber cómo baila cada uno y adaptarnos uno y otro para que siempre estemos igualados y al mismo nivel.

(Estribillo) “Para que estemos solos amor…”

Esta es la parte del estribillo que se repetirá. Hay más movimiento y más ritmo por lo que podemos empezar algunas figuras algo más complicadas pero siempre cuidando el nivel de la pareja.

(Estrofa) “Escapémonos por necesidad / Nos debemos tanto / Si el amor está, no hay porqué esperar / El donde o el cuando”

Una nueva estrofa y cambia el ritmo a más lento por lo que volvemos a retomar nuestro baile lento y tranquilo y si hemos perdido algo de comunicación con la pareja (que no deberíamos) es el momento de retomarlo de una forma pausada.

(Estrofa) “Escondámonos de la multitud / Del absurdo día a día / Donde todas esas cosas que perturben / No estén más en nuestras vidas”

En esta estrofa fijaros que en las dos primeras frases la música casi desaparece y solamente hay voz. Es un momento de nuevo para dejar de dar pasos e interpretar con nuestro cuerpo volviendo a un baile calmado para entrar de nuevo en el baile.

(Estribillo) “Para que estemos solos amor…”

Repetición del estribillo por lo que volvemos en nuestro baile a movernos un poco más, indicando figuras e incluso respetando algunos golpes que se escuchan en la canción.

GIRO DE MÚSICA

Al acabar de contar toda la historia, hay un cambio en la música escuchando sólo instrumentos musicales e introduciendo algo nuevo. Pues en nuestro baile, en este momento ya hemos conocido a nuestra pareja, sabemos cómo baila, sabemos qué desarrollo de figuras se pueden hacer y cuáles no, hemos controlado el espacio y la comunicación. Es un “¿ya nos conocemos? Pues a divertirnos…”

APOGEO

El final de la salsa se introduce con un golpe seco de música y Marc Anthony y Jennifer López dicen una frase y el coro acompaña “Te regalo el mundo si nos dejan solos”, hay más ruido, más voces y un ritmo más fluido. Es el momento ya de poder bailar fusionando movimientos, figuras, ritmos pero eso sí, siempre cuidando a la pareja, eso que no se olvide.

FINAL

Y el final de la canción es una música instrumental que en este caso va bajando de volumen por lo que en nuestro baile también podemos ir bajando la intensidad de movimientos y figuras para que todo acabe como empezó.

Estas recomendaciones no hay que seguirlas al pie de la letra, es una sugerencia, pero lo que sí os invito es a que podáis escuchar la canción tranquilamente, os imaginéis bailando con vuestra pareja, intentéis interpretar estos cambios en función de la canción y la música y os aseguro que si lo sentís, vuestro baile se convertirá en algo mucho más agradable de comunicación entre la pareja y la pareja con la música.

¡Ánimo y ya nos contaréis vuestra experiencia!

David Gutiérrez

Please follow and like us: